El antojo de Dios

Desde siempre hemos sabido de los antojos. Hemos escuchado hablar de una u otra manera de esto. Los antojos no son más que un deseo intenso por algo, lo cual hace que nos olvidemos de prioridades. Los Antojos no respetan tu condición económica tampoco, no es como que puedas razonar con ellos, por ejemplo, (Dije…