¿Eres realmente un Ministro?

Por admin

La palabra ministerio viene del latín ministerium que significa servicio, empleo, oficio. Sus componentes léxicos son: minister que significa sirviente, más el sufijo orio que significa lugar. Y la palabra ministro viene del latín minister que significa sirviente, por eso le llamamos ministros a los que sirven a Dios o a los que hacen un servicio público. Y ministrar obviamente significa servir.

Entonces, si es así, una persona que sirve a Dios es un ministro, y si lo hace  continuamente, principalmente haciendo algo especifico, eso que hace se convierte en un ministerio, que seria, un servicio, empleo u oficio.

Muchas veces como cristianos, en las iglesias, tendemos a decir que algo que alguien hace para Dios no es un ministerio.

Por ejemplo:

Si una persona limpia la iglesia, o una persona ayuda a los necesitados, o es ujier en la iglesia, o danza o canta en la iglesia, de continuo, ¿No significa esto que esa persona esta sirviendo? pues si, esa persona es un ministro, es un servidor, porque sirve a Dios y a la iglesia.

Tener un ministerio no se trata de reconocimiento público, se trata de servir a Dios, y ayudar a los demás a hacerlo también. Dice Efesios 6:6 ¨No sirviendo al ojo, como los que quieren agradar a los hombres, sino como siervos de Cristo, de corazón haciendo la voluntad de Dios¨.

Esto quiere decir que debemos servir a Dios, no para que otros nos vean y reconozcan que lo hacemos bien y nos den premios ni mucho menos, sino hacerlo como siervos de Cristo de todo corazón, no para agradar a la gente sino a Dios.

Para ministrar no necesariamente se necesita estar en la iglesia, podemos ministrar en todo lugar. ¿Como ministra una persona que canta? al adorar y hablarle a otros de Dios a través de sus canciones.¿Como ministra un/a danzarín/a? al adorar a Dios y al hablarle a otros de Dios a través de su danza. ¿Como ministra un ujier, adorando a Dios y sirviendo a la iglesia.

 

Sarah Yuritza