La falsa adoración

Por admin

La palabra común del Nuevo Testamento para adoración es proskuneo, que significa “besar a, besar la mano, inclinarse, postrarse.” La idea de la adoración es que uno se postra ante un ser superior con un sentido de respeto, temor, reverencia, honor y homenaje.

La adoración es un estilo de vida, la adoración a Dios comienza con la obediencia, no se limita a la alabanza, la alabanza es una forma de adoración. Alabar es elogiar o hablar bien de alguien, en este caso Dios. La Adoración Es una actitud del corazón, va más allá de la alabanza, aunque la alabanza sea una forma de adorar.

La adoración no se limita a cantar, tocar algún instrumento o danzar delante de la presencia de Dios. La adoración es rendir toda la vida ante Dios, es una forma de vivir. Vivir en adoración, vivir en obediencia, vivir haciendo la voluntad de Dios.

Sin obediencia no hay una verdadera adoración, puedes ir todos los días a la iglesia, puedes predicar, puedes alabar, pero si no obedeces la adoración a Dios no está.

En Génesis 22:5 Abraham nos da un ejemplo, cuando Dios le dice que sacrifique a su único hijo, Abraham dijo a sus siervos “El muchacho y yo seguiremos adelante para adorar a Dios, y luego regresaremos junto a ustedes.” Esta es la primera vez que se ve el término adoración en la Biblia. En este pasaje Abraham no sólo estaba mostrando su Fe, sino también su obediencia.

Jesús dijo en Juan 4:23-24 “Mas la hora viene, y ahora es, cuando los verdaderos adoradores adorarán al Padre en espíritu y en verdad; porque también el Padre tales adoradores busca que le adoren. Dios es Espíritu; y los que le adoran, en espíritu y en verdad es necesario que adoren.” es decir, Dios busca adoradores que le adoren siendo guiados por el Espíritu y con conocimiento.

Isaías 58

El verdadero ayuno

“Clama a voz en cuello, no te detengas; alza tu voz como trompeta, y anuncia a mi pueblo su rebelión, y a la casa de Jacob su pecado.

Que me buscan cada día, y quieren saber mis caminos, como gente que hubiese hecho justicia, y que no hubiese dejado la ley de su Dios; me piden justos juicios, y quieren acercarse a Dios.

¿Por qué, dicen, ayunamos, y no hiciste caso; humillamos nuestras almas, y no te diste por entendido? He aquí que en el día de vuestro ayuno buscáis vuestro propio gusto, y oprimís a todos vuestros trabajadores.

He aquí que para contiendas y debates ayunáis y para herir con el puño inicuamente; no ayunéis como hoy, para que vuestra voz sea oída en lo alto.

¿Es tal el ayuno que yo escogí, que de día aflija el hombre su alma, que incline su cabeza como junco, y haga cama de cilicio y de ceniza? ¿Llamaréis esto ayuno, y día agradable a Jehová?

¿No es más bien el ayuno que yo escogí, desatar las ligaduras de impiedad, soltar las cargas de opresión, y dejar ir libres a los quebrantados, y que rompáis todo yugo?

¿No es que partas tu pan con el hambriento, y a los pobres errantes albergues en casa; que cuando veas al desnudo, lo cubras, y no te escondas de tu hermano?

Entonces nacerá tu luz como el alba, y tu salvación se dejará ver pronto; e irá tu justicia delante de ti, y la gloria de Jehová será tu retaguardia.

Entonces invocarás, y te oirá Jehová; clamarás, y dirá él: Heme aquí. Si quitares de en medio de ti el yugo, el dedo amenazador, y el hablar vanidad;

y si dieres tu pan al hambriento, y saciares al alma afligida, en las tinieblas nacerá tu luz, y tu oscuridad será como el mediodía.

Jehová te pastoreará siempre, y en las sequías saciará tu alma, y dará vigor a tus huesos; y serás como huerto de riego, y como manantial de aguas, cuyas aguas nunca faltan.

Y los tuyos edificarán las ruinas antiguas; los cimientos de generación y generación levantarás, y serás llamado reparador de portillos, restaurador de calzadas para habitar.”

Muchas veces venimos a la iglesia a recibir, a buscar una bendicion o una palabra que necesitamos, a que Dios nos hable, pero nosotros venimos a la iglesia es a adorar a Dios, y eso se hace dando y no recibiendo. Vamos a ofrecer algo a Él, no a recibir de El.

En la biblia también hace referencia a adoración dado a los ídolos, las cosas materiales, y esto es adoración falsa.

Pero también hay formas incorrectas de adorar a Dios y que se convierten en adoración falsa. Por ejemplo: Si sabemos que hemos pecado antes de venir a la iglesia y no pedimos perdón ni en nuestra casa ni aquí cuando llegamos a la iglesia, y entonces venimos y levantamos nuestras manos y “ adoramos” a través de las alabanzas esa adoración no pasa del techo.

Cuando venimos aquí a la iglesia venimos a alabar a Dios a darle y no a recibir, y si El quiere entonces nos da. Y si nosotros hacemos lo que El dice, como dice la biblia Dios se mueve en medio de las alabanzas de su pueblo, si lo  hacemos humillados delante de el El recibirá nuestras alabanzas y de paso nos dará lo que necesitemos, en su voluntad.

Para terminar vamos a mencionar los tipos de falsa adoración:

-Adoración a algo que no es Dios.

-Poner en primer lugar cualquier cosa antes que a Dios (que viene siendo idolatría también) Poner a mi familia antes que a Dios, poner algo material antes que a Dios.

La familia va primero que el ministerio, pero no primero que Dios.

-Alabar a Dios con un corazón impuro.

-Venir a la iglesia a “adorar” cuando en nuestras casas ni miramos la biblia ni oramos, ni sabemos que Dios existe…

De nada nos sirve venir aquí a orar con el ministerio cuando en nuestras casa no oramos de forma individual. De nada nos sirve llegar temprano al culto cuando pecamos en nuestra casa y no nos humillamos antes de presentarnos a Dios. La oración de otro no es la que me ayudara a estar bien delante de Dios, sino mi propia oración a Dios.